Guías en Los mejores planes para hacer en Toledo

España

Los mejores planes para hacer en Toledo

VUELTIA
|
05-11-2021

Para muchos turistas Toledo es una escapada desde Madrid, pero si tú eres como nosotros y prefieres dedicarle a cada lugar el tiempo que merece y ver todo con tranquilidad, te recomendamos que disfrutes por lo menos de dos días en Toledo. ¿Cómo podrías aprender y ver tanto en apenas unas horas? En este post te contaremos cuáles son los mejores lugares para ver en Toledo, la “Ciudad de las tres culturas”.

¿Qué puedo hacer en Toledo?

 

El Casco Antiguo de Toledo está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y no es casualidad. Si no te gusta atarte a planes muy estrictos, en Toledo puedes pasarte horas caminando sin rumbo por sus calles tratando de descubrir rincones históricos y preciosos.

Entre los edificios más importantes que encontrarás en tu paseo estarán la Catedral de Santa María de Toledo, el Monasterio de San Juan de los Reyes, la Sinagoga de Santa María La Blanca, la Mezquita del Cristo de la Luz, el Alcázar de Toledo y muchos más.

Alejándote un poco del centro puedes visitar el Castillo San Servando y el puente de Alcántara y podrás disfrutar de vistas extraordinarias desde el Mirador de Alcántara.

Además, Toledo ofrece algunos atractivos únicos, como una ruta templaria y una visita al mundo subterráneo.

Ahora te contaremos con detalles todo lo que puedes hacer en Toledo.

 

Catedral de Toledo

Cosas que hacer y visitar en Toledo

 

Visitar la Catedral de Toledo

En España solo la Catedral de Sevilla es más grande que la de Toledo y pocas tienen una historia tan rica como esta.

La construcción de la Catedral Primada de España comenzó en el 1226 y fue hecha con piedra blanca de Olihuelas y con un estilo gótico tan exquisito que la convierten en un ejemplar único en el país. Los últimos retoques a la obra se hicieron recién en 1493.  

La tradición asegura que en este mismo lugar existió un templo durante la época visigoda, que luego fue transformado en una mezquita. Sobre los cimientos de esos templos se levantó esta Catedral. Por lo que lleva sirviendo como lugar de culto durante más de 1500 años.

Cuando te pares frente a la fachada principal entenderás porque es uno de los lugares imprescindibles para ver en Toledo. Es uno de los mejores ejemplos del gótico en la península. En esta fachada se puede observar la torre campanario, la cúpula y las tres portadas y contemplar miles de detalles y adornos.

De las puertas, la más impresionante es la Puerta de los Leones, nombre con el que se la conoce gracias a los leones que reposan en las columnas de las rejas. Es la más nueva de las puertas y está decorada con querubines, una virgen y varias estatuas más.

Vale la pena dedicarle unos minutos a cada una de las partes de este monumento, disfrutar de las distintas obras de arte que adornan la sacristía, el altar y el coro, por nombrar alguna de las partes que más nos asombraron de la Catedral de Toledo.

La rica historia y la excelencia en su construcción hacen que la Catedral sea uno de los imprescindibles que ver en Toledo.

 

Seguir la Ruta de los Templarios

Seguro que escuchaste alguna de las miles de leyendas de los Caballeros Templarios, ahora tienes la oportunidad de conocerlos un poco más de cerca. 

Resulta que estos militares cristianos estuvieron presentes en Toledo y dejaron una huella que tú puedes seguir con este tour de la Ruta de los Templarios. 

Para conocer sus mejores leyendas nada como el Barrio del Temple. A simple vista son calles comunes y corrientes, por eso la mayoría de los turistas las pasan de largo como si nada, pero cuando te enteres los secretos de estas calles te darás cuenta que arrastran una historia única.

Es posible encontrar la cruz que caracteriza a los caballeros en la campana de la Iglesia de San Miguel el Alto y en su capitel gótico. También está grabado en varios de los subterráneos que atraviesan la ciudad. Además, en el suelo toledano existen muchas cuevas, que algunos autores las asocian a la orden de los caballeros.

Los puntos de Toledo que pueden haber sido usados como enclaves de los Templarios son muy numerosos y en este tour conocerás varios y podrás enterarte de las leyendas que los rodean.

 

Simbolo de la ruta  de los Templarios

 

Explorar Toledo Subterráneo

Como te contamos antes, debajo de Toledo existe todo un mundo. Se pueden ver cuevas, galerías y laberintos. Toda esta maraña de construcciones fueron hechas mucho antes que existiera la ciudad de Toledo, cuando todavía no existían las herramientas modernas, lo que despierta fascinación en los expertos, ya que es muy difícil hacer lo que hicieron los antiguos pobladores de estas tierras. 

Podrás conocer los Baños árabes del Cenizal, construidos en el siglo XI. También visitarás las Termas Romanas de Nuncio Viejo, que fueron descubiertas de casualidad por un vecino cuando comenzaba a cavar para construir su garage.

El tour hace una parada en el Pozo del Salvador, que fue importante en su época para que los vecinos pudieran contar con agua potable.

Y por último te llevarán a conocer la Casa del judío y los Baños árabes del Caballel. En la Casa del Judío lo que más sorprende es su sotano, donde funcionaba un baño litúrgico judío, conocido como miqva. También el dintel de madera, que tiene un tallado con una calidad que asombra tanto como lo bien conservado que se encuentra.

Los Baños árabes del Caballel, como todos los baños árabes públicos, cumplían con una triple función: la social, (ya que eran un punto de encuentro), la de higiene y la religiosa, debido a que el agua se utiliza para purificar el espíritu. 

Los baños contaban con una sala fría, una sala templada y otra caliente. Podrás ver todo esto y aprender mucho sobre el uso y las costumbres que había en estos lugares que eran tan importantes para la comunidad.

 

Tour nocturno por Toledo

Si eres de los que disfruta al sentir un escalofrío recorriendo por la espalda, ¡este tour es ideal para tí!

Nosotros siempre que podemos hacemos algún tour nocturno, ya que se vive una atmósfera diferente y las ciudades nunca se ven iguales que cuando la recorres a la luz del sol. Además, te enteras de historias diferentes y ves personajes que durante el día nunca aparecen.

En este tour, que es uno de los más interesantes para hacer en Toledo, te hablarán de las leyendas más tenebrosas que circulan por las calles de la ciudad. 

Conocerás el pasado oscurantista de Toledo. Escucharás historias de mazmorras, torturas y magia negra.

Escuchar todas estas historias mientras recorres las calles de Toledo es una experiencia que te encantará, así que si te animas, apúntate a este tour.

 

mazmorras Toledo

Los Free Tours por Toledo

 

El mejor free tour para hacer en la ciudad es el Free Tour Toledo, que te presenta un recorrido por los lugares más destacados que tiene la ciudad para entender cómo convivían judíos, árabes y cristianos en la ciudad.

Recorrerás la Judería, el antiguo barrio judío, donde conocerás cómo era la vida de quienes habitaban este antiguo barrio. 

Luego visitas el exterior de la Catedral de Toledo, una de las más impresionantes de España.

Además de estos lugares, los guías expertos te cuentan muchísimas anécdotas de los personajes más importantes que habitaron la ciudad y saben muchísimo sobre los monumentos más importantes, así que aprenderás mucho mientras caminas y observas los imperdibles de Toledo. 

Es un tour que disfrutan incluso quienes ya han recorrido la ciudad, porque se enteran de cosas que nunca han escuchado y que solo saben quienes aman Toledo y su historia.

 

Catedral de Toledo

¿Cuáles son los edificios imprescindibles que ver en Toledo?

 

Además de la Catedral, que es un must para visitar en Toledo, hay muchos otros edificios que creemos que valen la pena visitar y que son claves para entender porqué Toledo es conocida como la “Ciudad de las tres culturas”. Aquí te contamos cuáles son los edificios más importantes de esas tres culturas: la cristiana, la musulmana y la judía.

 

Iglesia de San Ildefonso

La iglesia de los jesuitas está consagrada al patrón de la ciudad, San Ildefonso de Toledo. Se ubica en pleno centro del Casco Histórico. 

Su construcción, que comenzó en 1629, se demoró durante más de un siglo y fue hecha con un estilo barroco bien definido.

Si bien su fachada y el exterior tienen mucho encanto, lo que la destaca es el pasadizo que une los dos torres. Desde allí tendrás una vista espectacular de la ciudad de Toledo. Esto se debe a que gracias a la ubicación y al tamaño de la iglesia, este monumento es uno de los puntos más altos de la ciudad.

Cuando estés parado allí comprenderás porque decimos que es uno de los mejores lugares para visitar en Toledo.

 

Iglesia del Salvador

Entre las tantas iglesias que hay en la ciudad esta es, tal vez, la más misteriosa. O, por lo menos, una de las que tiene más historias para contar.

Se cree que fue levantada alrededor del año 1041 sobre los restos de una mezquita, por lo que está apuntando hacia la Meca.

La iglesia del Salvador es una de las que figura en el Lazarillo de Tormes y es donde se bautizó a Juana I de Castilla, conocida como Juana La Loca.

Y en cuanto a su arquitectura, destacan las representaciones de varios de los milagros hechos por Cristo. 

Aún se pueden encontrar algunos detalles que nos recuerdan que el edificio fue una mezquita. Y una de las secciones que más asombra es su pilastra de la época visigoda.

En su subsuelo verás que esta iglesia es uno de los mejores ejemplos para ver cómo cada civilización que pasó por Toledo construyó sobre los cimientos de la anterior.

 

Iglesia de Santo Tomé

Esta es otra de las iglesias que se encuentran en el Casco Antiguo de la ciudad y que se construyeron sobre mezquitas que ya existían allí. Esta conversión se dio sin cambios importantes gracias a que la reconquista de la ciudad se hizo sin la destrucción de los edificios.

Lo que antes era el alminar de la mezquita fue transformado en el campanario de la iglesia cristiana, pero se lo realizó con un estilo mudéjar, así que allí se puede ver la unión arquitectónica de las dos culturas.

Lo que convierte a la Iglesia de Santo Tomé como uno de los lugares más interesantes para ver en Toledo es que allí se alberga uno de los cuadros más importantes del Greco,  El entierro del Conde de Orgaz. 

 

Sinagoga de Tránsito

Es considerada la sinagoga más hermosa de la Edad Media, y la mejor conservada del mundo. Se construyó en 1355 como la capilla del palacio de Samuel-ha-Levi Abulafia.

Este edificio también nos sirve como ejemplo para ver cómo las tres culturas se amalgamaban en Toledo. El estilo decorativo se relaciona con el estilo mudéjar y presenta ornamentos heráldicos asociados con la Corona de Castilla.

Es notable el contraste que existe entre la austeridad de la fachada exterior con la exuberancia de los adornos y ornamentos que se encuentran en el interior.

Además de poder observar cómo era una sinagoga de aquella época, en el interior es posible conocer el Museo Sefardí. El objetivo del museo es echar luz sobre la historia judía en España, pero no termina en 1492 con la expulsión de los judíos, sino que llega hasta nuestros días.

 

Sinagoga del Tránsito

 

Sinagoga Santa María La Blanca

Esta sinagoga de Toledo fue construida en el 1180 y cumplió con esa función hasta que fue expropiada y transformada en iglesia cristiana en 1391. 

El edificio fue levantado por canteros mudéjares y el estilo es bastante ecléctico. Además de recordar la estructura y estética de las mezquitas, los 32 pilares recubiertos y ornamentos con piñas y otros adornos, nos recuerdan la influencia que tuvo el arte románico en los arquitectos de la época. 

Su historia explica a la perfección el título de “Ciudad de las tres culturas” que recibe Toledo. La sinagoga Santa María La Blanca fue construida en territorio cristiano por obreros musulmanes y financiada por la comunidad judía de la ciudad.

 

Monasterio de San Juan de los Reyes

Encargado por los Reyes Católicos en 1476, el Monasterio es uno de los mejores ejemplares del gótico isabelino. La intención era utilizarlo como mausoleo real y que a la vez sirviera como símbolo de los logros de los Reyes Católicos.

Como todo edificio gótico, se destaca por la cantidad de detalles, la abundancia decorativa, los grandes ventanales y la hermosura de su techo policromado.

 

Mezquita del Cristo de la Luz

Se trata del monumento más antiguo que sigue en pie en Toledo.

La mezquita se construyó en el año 999 y dos siglos después se transformó en iglesia católica. Se agregó un ábside que mantuvo el estilo mudéjar, demostrando cómo estos estilos arquitectónicos y religiosos se combinaron de manera magnífica.

Su construcción elevada hacía que se destacara del resto de los edificios que la rodeaban y se encontraba en un barrio donde existían otras construcciones suntuosas, como palacios y las casas de los habitantes más encumbrados de la ciudad.

El nombre original era “Mezquita de Bab al-Mardum”, ya que estaba pegada a una de las puertas de la ciudad, y dicha puerta tenía el mismo nombre.

No está claro de dónde viene el nombre actual, aunque hay varias versiones heredadas de distintas leyendas.

 

Mezquita Cristo de la luz

Las mejores excursiones para hacer desde Toledo

 

Es muy normal que quienes están en Madrid se tomen un día para conocer Toledo, ¿pero por qué no pensar el plan inverso?

Si llegaste a Toledo para conocer todos sus atractivos, podrías tomarte un día para ver los imprescindibles de Madrid.

Puedes aprovechar para ver algunos de los museos más importantes del mundo, como el Museo del Prado o el de la Reina Sofía. O podrías ir a conocer el Palacio Real y aprender sobre su historia.

O si quieres puedes hacer un tour que en un día te muestra los highlights de Madrid. Así podrás ver la Plaza Mayor y la Puerta del Sol; visitarás la Puerta de Toledo y recorrerás el Paseo del Prado; conocerás la Plaza Cibeles y la Puerta de Alcalá; la última parada es en el estadio del Real Madrid, el famoso Santiago Bernabéu. 

Claro que entre un lugar y el otro irás apreciando la belleza arquitectónica de la capital española.

Donde alojarse en Toledo

 

El Casco Antiguo de Toledo es bastante pequeño y allí está toda la acción. Sí, en el centro están los principales sitios turísticos y también la mayoría de los hoteles. 

Si te alojas por aquí, tendrás todo al alcance de la mano, lo que es bueno para no perder tiempo en traslados. 

Pero esta zona tiene un par de contras. La primera es que suele ser complicado conseguir lugar para estacionar el coche, así que deberías resolver este tema con tu hotel antes de llegar. Y el segundo punto negativo de la zona céntrica es que los hoteles son un poco más caros y se ocupan más rápido.

Dentro de la Judería no hay muchos hoteles, pero los que hay tienen una buena relación de precio-calidad. Y alojarte en una zona tan antigua tiene un encanto especial.

En la zona de extramuros de la ciudad, uno de los barrios que más nos gusta para alojarnos es el de los Cigarrales. Los Cigarrales son fincas ubicadas en las afueras de la ciudad, donde antiguamente la aristocracia tenía una segunda casa. 

La principal ventaja que tiene esta zona es la increíble vista de la ciudad de Toledo que tendrás desde allí. Y la principal contra es que necesitarás transporte para poder llegar hasta el Centro Histórico. 

 

Panoramica casco antiguo de Toledo

Actividades que te pueden interesar

FORMAS DE PAGO

Paypal MasterCard Visa